02-19 Entrenamiento

Sé fuerte… Para perder grasa.

Si estás harta/o de pasar hambre con dietas restrictivas y llevar horas encima de la bici estática, que te llevan una y otra vez al punto de partida, prueba con el consejo que Mariano R. le dio a Luis B. “Luis se fuerte”.
El cuerpo es una máquina que busca siempre la eficiencia, por lo que si solo realizamos entrenamiento de resistencia, el gasto calórico va siendo menor cuanto más entrenados estamos, ya que los músculos y el metabolismo se vuelven más eficiente.
Sin embargo, con el entrenamiento de fuerza, la musculatura aumenta y consume más energía en situaciones cotidianas e incluso sube el gasto calórico sin hacer nada (metabolismo basal).
Para que lo veáis más claro, en los mismos trayectos gasta más un Ferrari de 300 caballos que un Seat panda de 50.
Si además, ese entrenamiento de fuerza lo hacemos con descansos cortos entre ejercicios y añadimos ejercicios multiarticulares (implicar varias articulaciones en el movimiento), el consumo energético es mayor incluso en la sesión de entrenamiento y en la posterior recuperación.
En definitiva, no dejes de lado el entrenamiento de fuerza si quieres mantener un porcentaje de grasa bajo (ojo el peso no sirve, ya que el músculo pesa más que la grasa), y lleva una alimentación saludable que puedas mantener en el tiempo.