01-19 Entrenamiento

Milón de Crotona o la forma bestia de seguir el principio de progresión.

El principio de progresión es básico en el entrenamiento, aunque en muchos sitios no lo siguen, produciendo grandes agujetas, sobrecargas o incluso lesiones.
Desde el punto de vista técnico el entrenamiento debe ir de lo simple, fácil y conocido a lo complejo, difícil y desconocido.
Desde el punto de vista de la condición física es la elevación gradual de las cargas.
En este punto es donde entra el ejemplo de Milón de Crotona, atleta griego en el siglo VI ac. Este atleta para prepararse para las olimpiadas compraba un ternero recién nacido y todos los días lo cargaba a sus espaldas y daba 120 pasos. Cuando llegaban las olimpiadas ya cargaba con un buey de 4 años sin problemas.
Poco a poco había adaptado su cuerpo a una carga que iba creciendo, lo que le llevó a obtener grandes logros en las olimpiadas.
Cómo detalle extra dicen las malas lenguas que para celebrar sus victorias se comía al buey el solo.